Donde crecen las higueras

Todas las historias que se cuentan en el Circo de Chicha son reales. Exageradas, distorsionadas, curvas e incomprensibles, sí. Pero reales. Esta que estrenamos hoy está dedicada al Chechu original, porque si hay algo real, es que no podemos (ni queremos) dejar de pensar en él. ¡Cumpleaños feliz, viejo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s